Una exposición sobre el Holocausto llega al Museo de la Historia de Alemania - Turismo Berlín

Una exposición sobre el Holocausto llega al Museo de la Historia de Alemania

Hasta el próximo 3 de abrill, el Museo de la Historia de Alemania presnta la exposición “Arte en el Holocausto. 100 obras de Yas Vashem” que se compone de  cien cuadros pintados por diferentes presos judíos del nazismo y conservados en el Memorial del Holocausto Yad Vashem de Israel, como paradigma del dolor, creatividad o ansias de libertad de esas víctimas que tanto sufrieron en la Alemania nazi y, sobre todo, durante la Segunda Guerra Mundial.

La gran parte de los cuadros son de tono lúgubre, en ocasiones dibujos a carbón con diversas escenas de campos de concentración, hechos  por presos u otros víctimas adultas del Holocausto.

Una excepción es  la mariposa amarilla posada sobre un alambre de espinos, con el perfil de los Pirineos al fondo, usaddo como ilustración principal para el cartel de la exposición . Una obra hecha conjuntamente por  dos presos de la Francia ocupada, Kurt Löw y Karl Bodek.

"Arte en el Holocausto. 100 obras de Yas Vashem"

La mitad de los autores de las piezas seleccionadas para la exposición falleció bajo el nazismo en tanto  el resto sobrevivió al Holocausto, aunque a día de hoy solo sigue uno de ellos.

Se trata de una completa y notable selección del total de 10.000 piezas que alberga el museo de Jerusalén.  En la muetra destaca como lograron los materiales para pintar los cuadros, que les condujo a pintar en esos tragicos momentos y como cada cuado consiguió sobrevivir hasta llegar a la actualidad.

Varias piezas son meros retratos de compañeros de confinamiento, fuera en guetos o en los sádicos campos de concentración; otras reflejan  el traslado de cadáveres o deportaciones bajo la severa mirada vigilante de un oficial nazi; y otras muestran la angustia del prisionero en esos campos de concentración.

Por último, sobresale el cuadro  de dos jóvenes muchachas sobre una verde pradera y con bellos trajes pintada en 1943 por Nelly Toll, una niña de ocho años ucraniana que sigue vive hoy en día tras hacerse ciudadana estadounidense.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *